T Ú B U L O S    S E M I N Í F E R O S

 El epitelio germinativo o seminífero forma la pared del túbulo. Es estratificado y está formado por células germinales en los distintos estados de la espermatogénesis (meiosis más espermiogénesis) y por células somáticas denominadas células de Sertoli. Rodeando al epitelio germinativo hay una capa de tejido conectivo denominada capa limitante o túnica propia. 

Rodeando a los túbulos seminíferos tenemos la capa limitante o túnica propia, formada por tejido conectivo dispuesto en capas delgadas donde no aparecen fibroblastos típicos. Sin embargo, aparecen otras células que poseen capacidad contráctil denominadas células mioides. Las contracciones periódicas de estas células provocan contracciones peristálticas que contribuyen a mover el líquido testicular y los espermatozoides a lo largo del túbulo seminífero. 

Entre el conjunto de túbulos seminíferos existe una espacio llamado intersticial, en el que se encuentran unas células grandes denominadas de Leydig (células intersticiales) relacionadas directamente con el sistema de irrigación y encargadas de producir la Testosterona.

En la parte interna o pared se localizan las siguientes estructuras:

- Células miodes que es un tejido mioepitelial cuya función es darle contractibilidad a los túbulos para el transito de los espermatozoides hacia la rete testis.

- Espermatogonias que son las encargadas de la espermatogénesis.

- Células de Sertoli  encargadas del metabolismo de la testosterona y activar la espermatogénesis.

En las células de Leydig se lleva a cabo la esteroidogénesis para la producción de Testosterona y estrógenos.